cables de compensacion

Cables de compensación

Se llama cable de extensión cuando los conductores son de la misma naturaleza que los hilos del termopar, y cables de compensación cuando los conductores no son de la misma naturaleza que los hilos del termopar.

El pirómetro está basado en los dos efectos siguientes:

  • Efecto Peltier, que nos dice que si entre dos hilos de metales distintos, establecemos un contacto eléctrico se crea una f.e.m., en el punto de unión.
  • Efecto Thomson, si en un hilo conductor homogéneo, se tienen temperaturas distintas en los extremos, se crea una f.e.m.
    La suma algebraica de las f.e.m. creadas por los dos efectos anteriormente descritos nos da una f.e.m. constante que es la que medimos y se llama  efecto Seebeck.

Lo ideal es que el cable a utilizar sea de la misma naturaleza (Cable de extensión), que el del termopar, pero este suele estar formado por materiales caros, por lo que aprovechando otra ley de la termoelectricidad que nos dice  que si introducimos un tercer metal en el circuto, la f.e.m. total no varía, siempre y cuando la temperatura d de este tercer metal no varíe en toda su longitud.

Por esto se utilizan otros cables que tienen la particularidad de que dan en la misma zona de temperatura de uso, la misma curva temperatura f.e.m. (Cables de compensación), que el termopar.

Las cualidades que se le exige a un cable de compensación son las siguientes:

  • Homogeneidad de los conductores.
  • Resistencia de aislamiento elevada entre los conductores y entre éstos y la pantalla , si la hubiera.
  • Estanqueidad lo más perfecta posible.
  • Protección que responda bien a las condiciones de empleo (temperatura, acción química, resistencia mecánica etc.)
  • Velocidad de respuesta rápida.

Los errores que se pueden cometer dando lugar a unas decenas de grados y que harían inutilizable el pirómetro serían:

  • Sustitución del cable de compensación por otro de cobre ordinario.
  • Utilizar un tipo de cable de compensación destinado a un par de naturaleza distinta.
  • Inversión de polaridad.
  • Conveniencia de mantener constante la temperatura del punto de comparación y saberla para poder determinar la temperatura del punto de medición.

Los puntos a tener en cuenta cuando se pide un cable de compensación son los siguientes fundamentalmente:

  • Clase de termopar.
  • Temperatura máxima y mínima ambiental.
  • Ambiente de trabajo (humedad, hidrocarburos, etc.)
  • Condición de trabajo del cable (tracción, abrasión, equipos móviles, etc.).
  • Zona de temperatura que va medir, para saber si se corresponde, la linealidad f.e.m.- temperatura.

 

cables de compensacion